Ir al contenido principal

La resistencia física y los ejercicios de cardio

El bienestar de una persona está clasificado en el mental y el físico, y con respecto al bienestar físico se relaciona mucho con la imagen física, es decir, su apariencia.

La apariencia se puede transformar según el gusto de la persona, por lo tanto, se puede aumentar la masa muscular, reducir algunos kilos, tornear y reafirmar cualquier parte del cuerpo.

Sin embargo, para poder transformar el cuerpo, la persona se debe someter a cierta cantidad de entrenamiento a la semana, que genere los resultados esperados.

Tanto la apariencia como la fuerza que se ejecuta para poder transformar el cuerpo a veces, simplemente es el único enfoque que tienen las personas, pero, en realidad, no es lo correcto.

Para poder soportar todos los entrenamientos se necesita de un factor vital, y es que sin él no se podría resistir a las largas horas de actividad física a la que son sometidos los músculos.

¿Qué es la resistencia física?

La resistencia física, es la capacidad que desarrollan todas las personas para poder soportar cualquier actividad que se realice.

No importa si es una actividad física como un circuito de ejercicios, o simplemente una actividad rutinaria como caminar, trabajar, e incluso, estudiar.

En sencillas palabras, es la capacidad de aguante o resistencia, como su nombre bien lo indica, para soportar los periodos a lo que se somete el cuerpo cuando realiza la actividad.

La resistencia física es esa capacidad que se desarrollar a través de los ejercicios aeróbicos, ya que los anaeróbicos solo se enfocan en la fuerza y en la tonificación de las partes del cuerpo.

¿Qué son los ejercicios de cardio?

Los ejercicios aeróbicos, también conocidos como ejercicios cardiovasculares son los que permiten desarrollar esa capacidad de resistencia para aguantar los periodos de actividades.

Las actividades que requieren de una gran cantidad de tiempo, además de generar un fuerte impacto en los músculos debido a su intensidad media alta, son las que más requieren de resistencia física.

La resistencia física actúa como el corazón de los ejercicios, ya que de nada sirve terne un cuerpo esbelto, tonificado y envidiable, si al momento de someterse a un ejercicio intenso, el cuerpo no aguantará.

Todos los ejercicios relacionados con la resistencia física tienen el objetivo de fortalecer a uno de los músculos más importantes del cuerpo, y que muy pocas personas toman en cuenta: el corazón.

¿Cómo desarrollar resistencia física?

Como lo mencionamos anteriormente, el desarrollo de la resistencia física se obtiene mediante el entrenamiento con ejercicios aeróbicos, es decir, ese tipo de ejercicios que eleven el ritmo cardíaco.

Cabe destacar que cuando se habla de elevar el ritmo cardíaco, no es provocar un infarto, sino a llevarlo a un nivel soportable para la persona, que se determina según la edad, y la condición física en la que se encuentre.

Los ejercicios aeróbicos también son conocidos como ejercicios de cardio, y son recomendables realzarlos en periodos cortos, de 15 minutos aproximadamente, por cada sesión.

Los expertos en la materia aconsejan realizar actividades o ejercicios de cardio todos los días por al menos 30 minutos, ya que esto ayuda a fortalecer al corazón, y desarrolla esa capacidad de resistencia.

Los ejercicios más recomendados de cardio, que ayudan a desarrollar esa capacidad de resistencia son las carreras, o en tal caso, caminatas a distancias prolongadas.

De la misma forma, nadar o andar en bicicleta es uno de los mejores ejercicios de cardio que fortalecen la resistencia física de las personas.

Otro de los ejercicios de cardio más recomendados, y que, además, permite desarrollar la coordinación y el equilibrio es la cuerda, saltar la cuerda por al menos 15 minutos por sesión es uno de los mejores ejercicios.

Los ejercicios de alta intensidad también son buenos para fortalecer el corazón y aumentar la resistencia física, ya que al llevar al límite las capacidades de la persona, en un tiempo corto lo hacen los ejercicios ideales.


Imagen de https://halcontiendasdedeporte.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Camiones para mudanzas: alquiler y fletes

Unas de las piezas claves en el éxito de una mudanza es el tipo de transporte que se usa para trasladar los artículos sin ningún inconveniente. El camión elegido debe estar apto para hacer el traslado o movilización de los enseres satisfaciendo las necesidades tanto de espacio como de seguridad. Si estás pensando en mudarte, en alquilar un camión o contratar un flete y no sabes cuál es el tipo de camión que te conviene, te presentamos una selección de los mejores camiones y que debes considerar antes de alquilarlo. Estos son los mejores camiones para mudanza  Hay diferente tipos de camiones para mudanzas donde la mejor elección dependerá del volumen y el tipo mudanza. Pensando en esto te mostramos una selección de los camiones más usados para hacer una mudanza: Camión rígido Para una mudanza pequeña vienen muy bien los camiones rígidos, llamados así porque cabina y caja se encuentran unidos. Son camiones muy compactos, pero cómodos para trasladarse en zonas muy transcurridas. Este tipo

En la Isla de Ibiza

Asimismo, en  la isla de Ibiza  también queda ubicada Santa Eulària des Riu o Santa Eulalia del Rio, que de la misma manera nos proporciona una gran cantidad de playas que se pueden disfrutar en compañía de nuestros amigos y familiares, así como un gran ambiente para hacerte sentir como si estuvieses viviendo en un paraíso hermoso. Esta misma zona cuenta con varios pueblos y facilidades para poder practicar deportes náuticos a los turistas que llegan al mismo en ocasiones, con playas de arena fina, mercadillos famosos en toda la isla, y un gentilicio que va a hacerte sentir en casa y con ganas de seguir volviendo cada vez que tengas la oportunidad en vacaciones. Por otro lado,  la isla de Ibiza  también tiene otra gran cantidad de lugares para visitar tales como Es Canar que es una playa y también un mercado, Cala Llonga que es otra playa al igual que San José, Cala Gració, Santa Gertrudis de Fruitera, Cala Portinatx, Cala Llenya, Es Cubells, San Carlos, Sant Jordi de ses Salin